lunes, 18 de noviembre de 2013

Nocturna

Nocturna. Se desliza sigilosa una sombra tenue.
Su pálido reflejo brilla al candor de la luna leve.
Como para ocultarse, se funde con la brisa breve. 
Es apenas un susurro, un eco del tiempo endeble.
Una voz del pasado, un murmullo del presente.
Un impulso del futuro, un corazón ardiente.
Una luz que la guía, una mecha que prende. 
Avanza. Ya no corre, ahora vuela.
Dibujando a su paso una estela
de colores en el viento, de ilusiones por bandera.
Nada podrá detenerla, ningún muro ni frontera.
Es mi alma, que te busca.
Es tu ausencia, su condena.
Son tus besos los que anhela.


No hay comentarios:

Publicar un comentario