martes, 7 de septiembre de 2010

Superman Returns


Me gustaría ser Superman. No por lo rápido que pueda correr o la fuerza sobrenatural que posea, no. Quisiera ser Superman para entregar mi existencia eterna a la felicidad de los demás. Para no dudar entre el bien y el mal, para poder salvar en un instante a un tropel de vidas humanas, con sus quehaceres cotidianos, sus triunfos y sus fracasos, sus sueños y sus miedos, sus burbujas y sus sueños. Si eso fuese posible, me daría igual tener o no capacidad para volar, y tampoco me importaría no ser tan kriptonianamente atractiva como él. Sería feliz por dar otra oportunidad a esas personas de ser felices, de vivir otra vez, de empezar de nuevo, mirando la vida de otra forma, con la sabia mirada de quien se ha asomado al borde del abismo para después ver una luz, y un estallido de colores fluyendo enmarañado para brindarle más momentos felices, de esos chiquititos, de esos que encuentras cuando menos buscas, de esos que te hacen querer existir, vivir.

Por eso, yo quiero ser Superman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario