viernes, 3 de septiembre de 2010

Profundo valor

La muerte se agolpaba en sus pensamientos, mientras abría, temblando, el segundo cajón de la cocina. Dudando, con el miedo aún rezumando su herida, tuvo el valor de darse la vuelta para avistar por última vez los retazos de aquel monstruo en el que se había convertido su marido.

3 comentarios:

  1. Breve y perfecto.

    Hace unos años me presenté a un concurso que hace mi instituto todos los años, un concurso literario (mítico) y escribí también sobre la mujer maltratada. Es una pena que algo tan repugnante dé lugar a tanta inspiración y tanto texto igual. Va a ser cierto eso de "donde duele inspira"

    En el texto del jin y el jan generalizas demasié. De todos modos haces bien generalizando.
    Todos nacemos siendo unos hijos de puta y algunos aprenden a ser mejores mientras que otros disfrutan dando por el orto. De nuevo, no sé en qué grupo me encuentro.

    P.D: Quedé 2º en el concurso del insti, razón por la que no volví a presentarme nunca más. Me robaron el premio, ganó un chaval que se llevaba muy bien con profesores que a mí no me miraban ni a la cara y eso me cabreó. Luego leí su texto y me cabreé aún más, era malísimo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. http://www.youtube.com/watch?v=retWFUDXOU8 por cierto, mira este vídeo si quieres, es corto.

    ResponderEliminar
  3. Sé lo fastidioso que es que te quiten un premio que te mereces, sobre todo por enchufismo...Aunque ya sabes, las cosas están así en España, vale más ser hijo de o amigo de que todo el talento que tengas en realidad.

    Lo que tienes que pensar es que, en el fondo, tú valías mucho, más que él, y estoy segura de que incluso ahora sigues siéndolo, porque el talento nunca muere.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar