jueves, 5 de agosto de 2010

Buscando la Fama

Tras horas interminables de paseo, se me ocurrieron miles de cosas, cada cual más improbable que la anterior. Hasta que un día conseguí aparecer en la tele, como pichichi de un partido que nunca llegué a ganar. Y todo para que él me viera, en la distancia, y se sintiese orgulloso de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario