jueves, 8 de julio de 2010

Histoires de la vie et de l'amour

Siempre nos quedará París...

Por mucho que llueva o nieve...
siempre podremos mirar atrás,
porque nadie nos puede quitar el pasado,
por suerte o por desgracia...

Los fantasmas del tiempo nos perseguirán,
allí a donde vayamos, por más que tratemos de ocultarlos.
Por eso, aunque no queramos verlo, lo único que poseemos es ese momento de gloria vivido, ese instante de felicidad conseguido...

Porque pase lo que pase, siempre nos quedará París

No hay comentarios:

Publicar un comentario