jueves, 8 de julio de 2010

Algo más que polvo

Detrás de todos estos engranajes malditos, toda esta maquinaria montada sobre el beneficio propio y la mentira, cubierta de polvo y cenizas, es dificil no dejarse involucrar.

Hay momentos en los que se hace imposible luchar contra todo un mundo, un caudal inexpugnable de pasiones irracionales, un mar bravo que no ceja de mojar la arena con sus olas, una tormenta de gente con un mismo fin: el ir única y exclusivamente solos, apartados, víctimas de su propio interés y avaricia; a fingir que tan sólo una selecta élite de beldades humanas son dignas de respeto...Pero qué digo respeto...¡NO!
Respeto no se tiene a nadie, ya no se lleva... Adoración sería el término correcto. ¿Y todo para qué? Para darse cuenta algún minuto de algún desgraciado día de su existencia de que están solos. Completa y absolutamente solos, como lo estamos todos en realidad. Absortos en nuestro propio mundo, que creemos feliz, porque no hemos conocido la felicidad de ser una gota de agua formando parte de un océano. Unidos, iguales.

Pero no os dejéis engañar amigos. Porque quizá detrás de esto, haya algo más que polvo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario